jueves, 2 de mayo de 2013

ODA AL FLAGELAS




Esta noche está pariendo notas de música;
rockdrigo suena como desde un universo paralelo, lento, abismal, 
y tú te abres la piel, amigo, 
con vidrios de ceniza y alcohol.
Te tiene que doler 
para poder gritar "¡me duele!"
y sentir el vértigo del dolor
como un gusano que va dejando
sus bombas-larvas por tus venas
y tu corazón que bombea lágrimas
dentro de un trago de mezcal. 
Borracho, romántico, empedernido, 
no tienes otra religión que el amor...
fumas como deshojando margaritas
inhalas-exhalas "me quiere"
inhalas-exhalas "no me quiere".
Tus brazos son el mapa
que marca el recorrido de tus vivencias;
pareciera, a veces, 
que te quieres arrancar ese ridículo traje de hombre
con navajas oxidadas. 
Te quedas tirado al lado del río,
con la sangre todavía caliente 
resbalando por tu ropa...
Te quedas semimuerto, sin mañana, 
con el alma acuchillada, 
susurrando el nombre de tu amada,
ese nombre que ya es en ti
como una granada de mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario